IWC Schaffhausen ha presentado las nuevas reinterpretaciones de su colección de firma Portofino para 2019. La colección femenina da la bienvenida a cinco modelos más pequeños, con un innovador sistema de cambio de correa, mientras que la colección masculina se amplía con seis nuevos relojes.

Los nuevos relojes Portofino de 2019 para señora son algunos de los más pequeños de toda la gama de IWC. Con un diámetro reducido de 34 milímetros, los cinco nuevos modelos evocan la primera colección Portofino, que incluía relojes de tamaño similar para muñecas más delgadas, y están disponibles con cajas de oro rojo de 18 quilates o de acero inoxidable y con esferas chapadas en plata, azules o verdes, todos ellos con diamantes en la caja o en la esfera.

La versatilidad se extiende al ingenioso diseño de la correa, que permite personalizar el reloj en función de cada look. Gracias a una pequeña herramienta que acompaña al reloj, es posible cambiar fácilmente entre 12 opciones de correa diferentes, elaboradas por la firma italiana de artículos de piel Santoni y presentadas en una amplia gama de vibrantes tonalidades coloreadas a mano, además de una pulsera de malla milanesa de acero inoxidable.

La colección masculina de Portofino se ha renovado también este año y da la bienvenida a seis nuevos modelos. Uno de los más interesantes posiblemente es el Portofino Automático Fase de la Luna, que será el primero en combinar una caja de 40 mm de diámetro con una complicación de fase lunar. Este nuevo tamaño estará disponible en dos versiones de acero inoxidable, que hasta la fecha únicamente existían en los modelos de 37 mm o 45 mm: una con esfera chapada en plata, agujas y apliques chapados en oro y correa de piel de aligátor marrón de Santoni y la otra con esfera azul, agujas y apliques chapados en rodio y correa de piel de aligátor negra de Santoni.