Los relojes TOP GUN, que IWC lleva produciendo desde 2007, toman su nombre del Programa de Instrucciónen Tácticas de Combate de la Marina estadounidense. Este programa de formación proporciona entrenamiento de vuelo e instrucción táctica a los mejores pilotos del cuerpo. La aviación naval requiere unas capacidades extraordinarias. Por ejemplo, en las curvas más cerradas, tanto el piloto como el avión se ven sometidos a fuerzas de aceleración máximas. Los meses embarcados en los portaaviones también pasan su factura tanto al material como al personal. Los relojes TOP GUN, por tanto, se han diseñado especialmente con materiales resistentes, como la cerámica y el titanio, para dar respuesta a lasnecesidades concretas de los pilotos de élite de avionesde caza. Su caja de cerámica negra mate, por ejemplo, asegura que el reflejo de la luz del sol en el reloj no molesteal piloto durante el vuelo. La cerámica, un material duro y resistente a arañazos, se adapta perfectamente a su uso diario en el reducido espacio de la cabina del avión y también resiste fuerzas G extremas. La cerámica y el titanio son extremadamente resistentes a la corrosión y pueden resistir el aire salino y húmedo del mar.

«En la nueva línea TOP GUN estamos utilizando el Ceratanium® por primera vez en un reloj de aviador. Este material, desarrollado por IWC, combina las excelentes propiedades materiales del titanio y de la cerámica. Así hemos podido crear nuestro primer reloj completamente negro, sin recubrimiento de ningún tipo, incluidos todos los componentes del reloj como los pulsadores o la hebilla. Asimismo, con nuestra primera caja de reloj fabricada en cerámica de color arena —a juego con el uniforme de los aviadores de la Marina estadounidense— mostramos la maestría de IWC en el área de los materiales», explica Christoph Grainger-Herr, CEO de IWC Schaffhausen.