En 1996 Patek Philippe hizo una aportación crucial al mundo de la alta relojería: patentó la complicación de Calendario Anual y presentó la referencia 5035J en oro amarillo. Este fue el primer reloj en la historia con esta indicación y marcó un paso decisivo hacia la evolución y la democratización de las complicaciones relacionadas con el calendario, lo que le valió el reconocimiento de “Reloj del Año” por parte de la industria suiza.

El mecanismo de Calendario Anual patentado por Patek Philippe sólo requiere un ajuste al año, cuando pasamos del mes de febrero a marzo, ya que distingue automáticamente el resto de meses de 30 y 31 días. El usuario solamente debe corregir manualmente las indicaciones de la fecha y del mes y el calendario está «reprogramado» para los 12 meses restantes. Este ingenioso sistema esconde una gran sofisticación técnica. Al renunciar a los sistemas de báscula utilizados en los calendarios perpetuos, los ingenieros de Patek Philippe replantearon toda la arquitectura del movimiento, que funciona principalmente con la ayuda de ruedas y piñones.

El Calendario Anual, referencia 5205G, se reconoce a primera vista gracias a sus tres ventanillas en forma de arco para la indicación del día, la fecha y el mes. El modelo de oro blanco luce una elegante esfera con dos tonos azul sol que presenta un sutil efecto degradé negro. La construcción de la caja se distingue por su bisel ligeramente cóncavo y sus ataduras de brazalete finamente caladas.

Un estilo sobrio, dinámico y contemporáneo para este calendario que alberga el magnífico calibre 324 QA LU 24H/206 de carga automática. Las indicaciones del calendario se completan con una visualización de las fases de la Luna tan precisa que son necesarios 122 años para obtener una desviación de un día en relación con el auténtico ciclo lunar.